Abocinado

editor's picture

Caballo que lleva su peso en los tercios anteriores; su cuerpo va cargado hacia delante. La cabeza se sitúa baja.  Esta posición provoca más tropiezos ya que no levanta suficientemente las manos del suelo en cada tranco.  Montando el caballo, la sensación es como si el equino fuera cuesta abajo.  Un ejercicio muy eficaz para corregir esta posición es la media parada.