Estrés

Imagen de editor

Es una respuesta del animal a situaciones que le provocan ansiedad o miedo, que no sólo conlleva cambios de comportamiento en los animales sino también perturbaciones fisiológicas y metabólicas, que pueden dar lugar a problemas patológicos.  La falta de bienestar en las explotaciones ganaderas puede estar causada por diferentes motivos: densidad de animales superior a la óptima, mala alimentación, temperaturas extremas, ruido, mala ventilación, traslado,... Para evitar el estrés en los caballos es fundamental conocer bien su naturaleza con el fin de ofrecerles una vida lo más adaptada posible según sus necesidades.  Si el estrés se mantiene a lo largo del tiempo el animal puede padecer problemas de transtornos digestivos, de crecimiento, reproductivos, aumento de la sensibilidad a los agentes infecciosos, etc,

El estrés también puede aparecer cuando un equino es sometido a un cambio y no es capaz de adaptarse rápidamente a la nueva situación.  Si el estrés se prologna en el tiempo se puede dar una inhibición  del sistema inmunitario, y en consecuencia una bajada de defensa en el organismo, lo que puede dar lugar a la aparición de enfermedades y/o sufrimiento en el animal.

Cuando el equus esta expuesto a diversas situaciones estresantes, se produce una alteración del equilibirio con una pérdida de la condición de bienestar.  Se pueden distiguir tres etapas:

  1. De alerta, en donde el equus se prepara para la agresión o la uída.
  2. De resistencia, 
  3. De agotamiento, cuando el animal no es capaz de superar la situación estresante y sufre algún tipo de perjuicio.  A estos perjuicios se les denomina "Sindrome General de Adaptación": El sistema endocrino del animal reacciona liberando hormonas que son las respoonsables de una serie de respuestas adaptativas del organismo.  El metabolismo se reajusta para ahorrar energía y se produce un desvío de la misma hacia el corazón, músculos y cerebro, para que el animal pueda reaccionar y luchar mejor contra la situación estresante.   Otras respuestas del organismo ante una situación estresante son la vasoconstricción y el incremento del ritmo cardíaco y respiratorio.

El estrés puede medirse empleando parámetros fisiológicos y de comportamiento:  

  • Medición de los niveles en sangre de cortisol, adrenalina, noradrenalina y otras hormonas y transmisores químicos.  Esto se mide en muestras de saliva y sangre.
  • Observación y medición del ritmo cardíaco y de la frecuencia respiratoria (suelen amuentar), así como de la temperatura corporal.
  • Control de la aparción de temlores musculares asociados al miedo.
  • Los vicios de cuadra son un indicador de comportamiento que muestran una incomodiad en los equinos.